¡Qué buena papa! Con edición genética mejoran las papas a la francesa y fritas

Papas a la francesa en un plato.

¿Amante de las papas fritas y a la francesa? Pues el futuro de estas delicias parece más prometedor que nunca, porque una investigación logro producir exitosamente papas editadas genéticamente que oscurecen menos cuando se fríen y que tienen una menor cantidad de acrilamida. Este desarrollo no solo podría cambiar la apariencia de las papas que comemos, sino que mejorarían los beneficios para la salud, pues se ha visto que la acrilamida incrementa el riesgo de cáncer en pruebas con ratones, de acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

“El objetivo de este proyecto fue mejorar los cultivos existentes de papa usando edición genética (CRISPR/Cas9) para reducir la expresión de los genes vacuolar invertasa y asparagina sintetasa 1 para minimizar el endulzamiento por frío y la formación de acrilamida en productos con papas fritas”, explica Diem Nguyen Phuoc Ly, doctorante de la Universidad de Murdoch, en Australia, y quien presentó en agosto de 2021 los resultados de su investigación en la Solanum tuberosum, más conocida como papa común.

Para lograrlo, Ly liberó la enzima Cas9 y varios ARN guías en las células de la planta usando como vectores de expresión a la bacteria Agrobacterium tumefacienso directamente por bombardeo de partículas como un complejo de ribonucleoproteína. Así logró 20 eventos transgénicos y uno libre de transgénesis. A diez de estos eventos se les insertó o eliminó entre 1 y 35 pares de bases, lo que produjo una frecuencia de mutación del 67.9%.

Tras esto, las papas fueron almacenadas cuatro meses a 4 grados Celsius, para luego analizarlas bioquímicamente. Este análisis revelo que los niveles de azúcares de la hexosa y la acrilamida en papas fritas se habían reducido significativamente. Por ejemplo, los carbohidratos de la hexosa se redujeron hasta 21 veces y la acrilamida decreció entre 3.7 y 6.8 veces en los tubérculos. A esto se suma que las papas presentaban un color más intenso al ser freídas.

“Habría tardado 20 años o más para tener el mismo resultado con crianza convencional. Con nuevas tecnologías para la cría como la edición genética, el tiempo necesario para generar una papa mejorada podría ser más corto: el proceso es más directo, preciso y puede usarse para mejorar una variedad de papa existente y aceptada”, sostiene Ly.

La papa es uno de los cultivos más consumidos en el mundo, detrás solamente del arroz, maíz y el trigo, y aunque es consumida en de varias maneras, en Estados Unidos casi la mitad de su cosecha se destina a papas fritas, papas a la francesa o productos congelados derivados. De acuerdo con el investigador, la coloración marrón que pueden tomar algunas papas tras su congelamiento y fritura, es un motivo importante de desperdicio de alimentos.

En general, los eventos de edición genética generados en este proyecto exhibieron mejores propiedades para el consumo humano y su salud. Además, esta investigación demostró que CRISPR/Cas9 puede ser usado para mejorar económicamente los cultivos de papa”, explica Ly.

Más información: Developing novel potato properties using gene editing.

Te puede interesar:

Cultivos transgénicos han aumentado ingresos de agricultores en 261 mil millones de dólares
Cultivos transgénicos han aumentado ingresos de agricultores en 261 mil millones de dólares

El más reciente análisis de Graham Brooks revela el impacto positiv

Aíslan genes de resistencia a enfermedades del genoma del trigo
Aíslan genes de resistencia a enfermedades del genoma del trigo

Usando nuevas tecnologías de edición genética, investigadores de la

Nuevas herramientas genéticas para conseguir un algodón mejorado
Buscan algodón mejorado con nuevas herramientas genéticas

La transgénesis ni la edición genética solas pueden conseguir un al