Comienzan campos de pruebas de trigo transgénico en Brasil

Comienzan campos de pruebas de trigo transgénico en Brasil.

La agencia de investigación agrícola Embrapa y la empresa argentina Bioceres, anunciaron que ya tienen algunos campos de prueba de trigo transgénico en Brasil. Específicamente, Brasil está ensayando el trigo HB4 argentino, tolerante a sequías.

El anuncio se conoció el pasado 3 de junio, semanas después de que China aprobara la importación de semillas de trigo HB4. Australia y Nueva Zelanda también aprobaron la importación y el consumo de alimentos derivados de este OGM. 

De acuerdo con Forbes, la siembra de campos de prueba de trigo transgénico en Brasil comenzó el pasado marzo, cuando tuvo la aprobación de la agencia de bioseguridad nacional, CTNBio. Sin embargo, la decisión se tomó poco después de que estallara el conflicto entre Rusia y Ucrania en febrero. 

Los campos de prueba de trigo transgénico en Brasil, reporta Reuters, se encuentran cerca de la capital, Brasilia, en Cerrado: una región usualmente dedicada a la siembra de maíz y soya. 

Así lo confirmó Jorge Lemainski a la agencia Reuters, quien explicó que en agosto de 2022 reportarán cómo está creciendo este trigo.

Sin embargo, Lemainski también aseguró que el trigo transgénico en Brasil no llegará en menos de cuatro años, pues se deben superar no solo ensayos y pilotos en campo, sino una serie de aprobaciones.

“Una cosa es investigar y otra cosa es hacer agricultura extensiva”, dijo.

A pesar de esto, Brasil se consolida como una potencia en biotecnología. Así lo confirma una reciente encuesta, que mostró que "Más del 70% de las personas consume alimentos modificados genéticamente o los consumirán sin ningún problema”, dijo a La Nación de Argentina el presidente ejecutivo de Abimapi, gremio de fabricantes de alimentos a base de trigo.

Trigo transgénico en Brasil: pasos de gigante

Brasil es uno de los principales exportadores de soya y máiz en el mundo, cuyos cultivos se hacen en su gran mayoría con semillas transgénicas. Pero no ocurre lo mismo con el trigo, grano que importa casi en su totalidad.

A esto se suma que los precios del trigo aumentaron sustancialmente tras el inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania; pues este último país era uno de los principales exportadores del grano a nivel mundial.

Precisamente para depender menos de factores externos, Brasil ha puesto sus ojos en el trigo transgénico HB4. 

Según Reuters, el 90% del trigo que se cultiva en Brasil crece en el sur del país, regiones usualmente húmedas. Con este trigo modificado genéticamente, el país podría aumentar las hectáreas sembradas en zonas secas, pues las plantas con la propiedad HB4 son tolerantes a la sequía.

Esta propiedad lo hace especialmente atractivo como estrategia para asegurar la seguridad alimentaria ante los inminentes cambios de temperatura que traerá el Cambio Climático. 

Además, la Agencia Reuters aprovechó para recordar que el desarrollo de un trigo transgénico ha sido problemático. En 2004, Monsando desechó sus planes para un trigo genéticamente modificado en Estados Unidos por temor al rechazo de consumidores extranjeros.

Queda esperar a los primeros resultados en agosto, pero, si todo sale bien, en cuatro años será una realidad el trigo transgénico en Brasil.

Más información: EXCLUSIVE-Brazil tests genetically modified wheat as global supplies tighten

Te puede interesar:

Por primera vez se cosecha Arroz Dorado en Filipinas
Por primera vez se cosecha Arroz Dorado en Filipinas

Este arroz dorado transgénico rico en betacaroteno es resultado de

Mujeres por el campo: un espacio para hablar de empoderamiento, innovación y tecnología en el agro
Mujeres por el campo: un espacio para hablar de empoderamiento, innovación y tecnología en el agro

Durante dos días, varias mujeres rurales, campesinas y agricultoras

Papa editada genéticamente con tanta vitamina C como un limón podría llegar a Inglaterra
Papa editada genéticamente con tanta vitamina C como un limón podría llegar a Inglaterra

Esperan que la papa editada genéticamente esté en el mercado dentro