Piden aval en Reino Unido para plantar trigo rico en hierro modificado genéticamente

Campo de trigo al atardecer

Investigadores del Centro John Innes han pedido autorización al Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales para hacer una pruebas con campos de cultivo de un trigo alto en hierro modificado genéticamente. 

La investigación se enfocará en una variedad de trigo al que le fue modificado el gen TaVIT2, encargado de codificar el transporte de hierro en la planta. De 2019 a 2021, los investigadores completaron el primer ciclo de pruebas con este tipo de trigo rico en hierro y demostraron que el cereal puede transportar hasta diez veces más hierro al endospermo, parte de la semilla que se transforma en harina blanca. 

Ahora el Centro John Innes planea hacer una segunda fase de la investigación de esta variedad de trigo con una segunda modificación a su genoma, esta vez con una variedad de genes aislados del arroz y el maíz que le permitirán al trigo genéticamente modificado transportar y acumular mayores cantidades de hierro y también zinc. Estos cambios le “dicen” a la planta cómo producir la enzima NAS2, lo que permitirá que el trigo no solo transporte más hierro (y zinc) al endospermo, sino a todo el grano. 

A este proceso se le conoce como ‘biofortificación’ y es similar, en esencia, al que produjo el famoso ‘arroz dorado’ con vitamina A. 

De acuerdo con los investigadores, la intención con esta variedad de trigo es ayudar a resolver la deficiencia de micronutrientes minerales básicos como el hierro y el zinc en regiones del Reino Unido o en países como Bangladesh o Pakistán, pues ha sido muy difícil aumentar la cantidad de hierro que tienen alimentos básicos como el trigo usando solamente técnicas tradicionales de cultivo. 

A pesar de esto, la legislación del Reino Unido exige que la concentración de hierro en la harina blanca -producto del trigo- sea de 16.5 miligramos por kilo. Por eso, para alcanzar este mínimo del mineral en la harina lo que suelen hacer los cultivadores británicos es fortificar la harina con suplementos de hierro. 

Con esta variedad de trigo hacer esto sería irrelevante, pues demostró que el grano de esta cereal, en ambientes controlados e invernaderos, puede contener hasta 20 miligramos por kilo. Ahora, además de poner a prueba una nueva modificación al genoma del trigo alto en hierro, quieren probar su resistencia y viabilidad en cultivos no controlados, donde estará expuesto al clima y los patógenos de la zona.

De recibir el aval del gobierno, estos nuevos cultivos de prueba estarán ubicados en el pueblo de Bawburgh, al oeste de Norwich, durante tres años consecutivos: desde marzo hasta agosto desde 2022 al 2024.

Más información: FAQs: Planned field trial of high-iron wheat

Te puede interesar:

Presentan proyecto para regular la edición genética en Reino Unido
Presentan proyecto para regular la edición genética en Reino Unido

La edición genética en Reino Unido acaba de recibir un importante e

'Cerveza transgénica': nueva apuesta con el trigo HB4 argentino
'Cerveza transgénica': nueva apuesta con el trigo HB4 argentino

Aprovechando su buen momento, Bioceres quiere producir una 'cerveza

Científicos keniatas desarrollan nueva variedad de sorgo resistente a la striga
Científicos keniatas desarrollan nueva variedad de sorgo resistente a la striga

Cuando esté disponible, la nueva variedad de sorgo resistente a la