Cultivos transgénicos, una opción frente al cambio climático

cultivo de maiz en un ambiente de sequia

Sur África, Estados Unidos, Argentina, Filipinas, Australia, Colombia, entre otros países siembran cultivos transgénicos. Y en estos años nos  han demostrado que es útil sembrar estas semillas para mantener los cultivos y, al mismo tiempo, beneficiar  al agricultor y al medio ambiente.

Y no solo porque las semillas pueden ser resistentes a plagas o tolerante a sequías. Si no por el hecho de reducir el arado de la tierra.

En el futuro, los científicos que utilizan técnicas como la edición de genes o la transgénesis pueden ayudar a que las especies de cultivos sean más resistentes a los impactos del cambio climático y también aumenten potencialmente su productividad.

Cultivos transgénicos y el cambio climático

¿Cuál es el efecto que tienen los cultivos transgénicos en la labranza? Pues aparte de reducir el número de pasadas de labranza en un campo, los cultivos transgénicos pueden proveer un ambiente favorable para que se pueda producir contenidos de carbono orgánico en el suelo. Ya que existen variedades que atrapan carbono de la atmósfera.

Además, mientras más se incentive el estilo “labranza cero” se conservan las propiedades del suelo, se mantiene la humedad y se reducen las emisiones de óxido nitroso y metano del suelo a la atmósfera, unos de los principales causantes del efecto invernadero.

Estados Unidos por ejemplo, desde 1996,  utilizan poco o no utilizan métodos de labranza en sus campos de cultivos de soya, ya que, gracias a tener un cultivo transgénico resistente a herbicidas, no necesitan arar demasiado la tierra para mitigar el crecimiento de malezas, pues los plaguicidas hacen el trabajo sin dañar el cultivo comercial.

Adicionalmente, más cultivos se fueron uniendo a las variedades transgénicas, después de ese año y a partir de 2020, más del 90 por ciento del maíz, el algodón y la soya cultivados en los Estados Unidos son variedades transgénicas, la mayoría de las cuales incluyen tolerancia a herbicidas.

Otro territorio es África que, debido al proyecto del Maíz tolerante a la sequía para África, realizado durante la primera década del siglo XXI. Millones de agricultores africanos ahora tienen acceso a semillas para cultivar maíz tolerante a sequía. Dejándoles la oportunidad de mejorar el rendimiento de producción en un 30 por ciento.

El desarrollo de los cultivos GM

Y existen más cultivos tolerantes a sequía como es el café en Uganda el cual sigue en estudio. También está la soya y el trigo en Argentina. Sin mencionar que existen otro tipo de cultivos transgénicos como el algodón y el maíz resistentes a plagas.

Por otro lado, los beneficios de cultivos transgénicos también llegan al consumidor. Por ejemplo en Filipinas, donde recientemente se aprobó para siembra y comercialización el arroz dorado enriquecido con Vitamina A. Un elemento primordial para mitigar la desnutrición en el país.

Otro caso distinto pasa en Bangladesh, donde millones de acres de tierras son afectadas debido a la salificación de las aguas subterráneas y los suelos en la región.

Esto deja la tierra inservible para la siembra de arroz. Por esto, científicos del instituto internacional de investigación de arroz (IRRI), han estado trabajando durante varios años para incorporar la tolerancia a la sal en las variedades de arroz para los agricultores de Asia y África Occidental. Este trabajo se ha realizado por mejoramiento convencional y, a su vez, utilizando técnicas de edición genética.

Sin duda muchos territorios escucharon los beneficios que pueden traer los cultivos transgénicos, y no solo la transgénesis sino otras técnicas como la edición genética. Al fin y al cabo, la idea es utilizar la biotecnología moderna como herramienta para obtener cultivos que beneficien al agricultor; pueden mitigar los problemas ambientales causados por el cambio climático y, al mismo tiempo, sean buenos para el consumidor.

Informe del cambio climático

Aquí un resumen, realizado por BBC, sobre el nuevo informe de la ONU que explica un poco el panorama de la humanidad frente al cambio climático.

Más información:

https://www.agweb.com/opinion/how-gmos-can-help-farmers-tackle-climate-change

Te puede interesar:

Buscan mejorar genéticamente la zanahoria y la cebolla.
Buscan mejorar genéticamente la zanahoria y la cebolla para potenciar nutrientes

El primer paso para mejorar genéticamente la zanahoria y la cebolla

Campo de trigo al atardecer
Australia y Nueva Zelanda abren las puertas al trigo HB4 argentino El trigo HB4 argentino ha sido aprobado en Australia y Nueva Zelanda.
Manos sosteniendo granos de arroz
Arroz Dorado en Filipinas: comienza su distribución y consumo comercial

Tras casi dos décadas, el 'supernutritivo' Arroz Dorado en Filipina